Supernanny. Cómo educar a nuestros hijos

HIJOS PADRES

Supernanny. Cómo educar a nuestros hijos

Los niños vienen sin libros de instrucciones.
  Acabo de leer el libro del programa Supernanny de Cuatro, que no lo ha escrito Rocío Ramos, su presentadora, sino Montserrat Giménez, profesora de Psicología de la Escuela Cardenal Cisnerios de Alcalá de Henares.
  Estas son algunas claves del libro:
-Los niños aprenden a diario, y quieren aprender, los padres debemos guiarles en su aprendizaje, hay que intentar ser el entrenador de nuestro hijo, no el controlador.
-Existen distintos estilos educativos y distintos ambientes familiares, y es fundamental conocer el de nuestro hogar, para mejorarlos. Está el estilo autoritario, el permisivo, el sobreprotector, y el democrático. Estos estilos no se dan en estado puro, a veces somos permisivos, otras autoritarios…
-Conocer a nuestro hijo, aunque cada niño tiene su propia personalidad, en cada edad se repiten las mismas características (tipo de desarrollo cognitivo, comprensión, relaciones con los demás, etc).
-Destacar la importancia de las rutinas, el horario es imprescindible para educar. Si el niño sabe lo que le toca hacer (después de la cena se va a la cama) lo hará con naturalidad, porque es su rutina.  Igual pasa con el orden.
-Establecer normas, y que éstas se cumplan. Deben ser coherentes, firmes, para todos, necesarias y suficientes, y adaptadas al grado de maduración de tus hijos.
-El conflicto y las dificultades diarias son parte de la educación. No vivir el conflicto como una lucha armada diaria, relájate, la mayoría de las veces dice NO como un juego, y seguramente no va a obedecer a la primera.
-Una norma expresada conautoridad puede también ir llena deafecto.
-Como educador ten confianza en tí mismo, usa un lenguaje adecuado, la forma de hablar es fundamental, también el tono de voz, la expresión de la cara….el lenguaje corporal es muy importante, la calma les hace sentir tranquilos. Di las cosas una sola vez, ten mucha paciencia, la confianza que se deposita en él es fundamental.
-Eliminar etiquetas que lo definan, como “todo lo que toca lo rompe”, “que patoso es”, porque al final termina creyéndoselo, evita comparaciones con los hermanos.
-Recordar que los padres son un modelo para el niño.
-Eliminar nuestro cansancio: porque éste se traduce en que para que coma le ponemos la tele, para que no llore le damos lo que quiera,…
-Educar juntos (la pareja).
-Fomentar las buenas conductas.
-Prestarles atención. Fomentar la autoestima, para que se sienta querido, capaz y competente. Y para esto hay que fijarse también en las cosas que hace bien.
-Favorecer la autonomía, y para esto hay que tener tiempo para acompañarles al principio a conseguirla.
-Usar refuerzos en conductas bien realizadas.
-Repartir responsabilidades, en función de la edad de los pequeños asignarles tareas como ayudar a poner la mesa, ocuparse del perro,…
  Es un libro muy recomendable donde se profundiza en los puntos anteriores y se dan consejos en muchos aspectos de la vida diaria de una familia como los deberes, el irse a la cama, las conductas inadecuadas, las rabietas, la televisión, o el tiempo libre. ¡LO RECOMIENDO!


¿te ha gustado este artículo? compártelo  haciendo click en google+, twitter, o en facebook “Me gusta”
pon tu comentario en Comments, aquí abajo

Psicología-Psychology blog

2 comments

  • Educar es una tarea esencial que determina el futuro de cada hijo. Por este motivo considero oportuno instruirse constantemente con profesionales en el área con el objetivo de proporcionar la educación adecuada.

  • Gracias por el comentario, la verdad es que para ser padres hay que preocuparse un poco y aprender a serlo.

Deja tu comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies