Dime que sientes…

TRASTORNOS

Dime que sientes…

La alexitimia (término acuñado por Peter Sifneos en 1972, del griego a, sin, lexis, palabra y thimos, afectos: sin palabras para los afectos) es la incapacidad para identificar y expresar las emociones, es muy poco conocida a pesar de tener un alta frecuencia, y se da más en hombres que en mujeres.

 Se expresa como una pobre conciencia emocional, dificultad para expresar los sentimientos, ausencia de ensueños, sueños nocturnos con escaso material simbólico y un estilo de pensamiento externamente orientado, sin el contacto con el mundo interno (Moral de la Rubia, J. 2005).
  Es un constructo (contrucción teórica para resolver un problema científico determinado) hipotético caracterizado por la dificultad para verbalizar estados afectivos y diferenciarlos de sensaciones corporales; falta de capacidad introspectiva, y tendencia al conformismo social y a las conducta de acción frente a situaciones conflictivas. Inicialmente observada en pacientes con trastornos psicosomáticos, en la actualidad se le relaciona con toxicomanías, trastornos de la conducta alimentaria, psicopatías y estrés postraumático, y constituye un factor de vulnerabilidad somática. A pesar de esto no aparece en las clasificaciones psiquiátricas.
 Quien lo sufre generalmente se muestra indiferente a lo que le rodea y tiende al aislamiento, un alto porcentaje de casos ha sufrido carencias afectivas en la infancia, lo que, sin querer, limita su capacidad para demostrar sentimientos, llegando a afectar las relaciones sociales del paciente.
 Hay 4 dimensiones de la alexitimia: dificultad para identificar emociones, dificultad para comunicarlas, reducción de ensueños y fantasías y pensamiento orientado externamente.
  Tienden a tener problemas para distinguir entre las sensaciones físicas y emocionales, evitan la expresión emocional y tienden a buscar explicaciones externas y no internas para sus problemas.
 La causa: existe una predisposición genética o por efecto del consumo de drogas, en el caso de la alexitimia primaria, en la secundaria, puede ser consecuencia de un traumatismo emocional grave. Esto se observó en un estudio con supervivientes de los campos de concentración nazis y veteranos de la guerra de Vietnam. Su explicación puede estar en un mecanismo de defensa y de negación ante traumas y conflictos, que reprime tanjántemente los sentimientos.
  También en el casos de los bebés, que necesitan de otra persona para aprender a identificar y manejar sus estados emocionales, las irregularidades en la comunicación padres-hijo son factores que promueven el desarrollo de esta enfermedad (Coronado, 2007).
  Claves para detectar esta enfermedad: cantidad de problemas físicos como herpes, eccemas, dolores de cbeza, fibromialgia, etc, a los que los médicos no hallan respuesta y que suelen responder a la ansiedad que provoca el hecho de tener enterradas las emociones. (Alvárez, 2008).
  Tratamiento de la alexitimia:  aparte de con medicamentos, se puede utilizar terapia individual o grupal, basada en el desarrollo cognitivo de la conciencia emocional (Ane y Schwartz, 1987). El primer objetivo es que el paciente reconozca que tiene el problema, y que necesita ayuda.
  Las últimas investigaciones sobre la alexitimia han indicado que puede se podría relacionar con individuos que han padecido adicciones, mujeres con el síndrome premestrual y en pacientes con trastornos de conducta alimentaria, como obesidad, anorexia y bulimia.
 En esta web podeis hacer un test para saber si se es más o menos alexitímicos. http://espectroautista.info/tests/emotividad/expresividad-emocional/OAQ
foto:mutuaspalabras.blogspot.com texto: Instituto tecnológico de Sonora, 2008
Psicología-Psychology blog

Deja tu comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies