2012, el año del fin del mundo

PSICOLOGÍA SOCIAL

2012, el año del fin del mundo

Ya queda poco para 2012, el año en que algunos vaticinan que acabará todo, se podría haber vaticinado que saldría un televisor con marca de manzana o que se podrá pagar sin euros, con una cajita negra que llevaremos siempre en el bolsillo ( y que también la hay en blanco), pero no, ya puestos, se vaticina el fin del mundo, nada menos; y hay tantas fechas del fin del mundo, que al final terminarán acertando.
Pero, qué pasa cuando creemos en algo que va a ocurrir y después se desconfirma. La teoría del psicólogo Leon Festinguer, la Teoría de la disonancia cognitiva, puede explicar, entre otras cosas (le dedicaré un post), como nos “adaptamos” al cambio de las expectativas y,  en el caso de los anuncios catastrofistas, darse el efecto contrario, se refuerza la creencia.
Según Festinger (1957) la existencia de cogniciones que no son coherentes o no están en consonancia entre sí produce en la persona un estado psicológico de incoherencia, de disonancia, que es incómodo y que la persona se esforzará en paliar intentando hacer esas cogniciones más coherentes. La disonancia cognitiva se basa en el conflicto entre las ideas, creencias y emociones por un lado, y nuestras actitutes por otro,. Cuando se espera que se cumpla la profecía y no es así, entonces se reacciona, cambiamos nuestra forma de pensar para que sea coherente con la realidad. Festinger antes de publicar esta teoría publicó “Cuando la Profecía Falla: Un estudio social y psicológico de un moderno grupo que predice la destrucción del mundo” (1956), fruto de un estudio que hizo junto a otros investigadores. Se infiltraron en una secta que había anunciado que serían abducidos por unos extraterrestres con los que se comunicaban, su objetivo era estudiar que pasaba cuando las creencias de sus integrantes no se cumplían. Cuando llegó la fecha y no ocurrió nada, se produjo la disonancia entre lo que creían y la realidad. La respuesta del jefe de la secta fue que, gracias a las plegarias del grupo, Dios había salvado al mundo, por lo que los creyentes hicieron un reajuste en sus creencias añadiendo esta última para que fueran consonantes con los hechos ocurridos.
Otro ejemplo de sucesivos fracasos en predicciones y que aún así continúa es el movimiento de la Watchtower (Testigos de Jehová) con más de 110 años de actividad. El fracaso de la predicción del fin del mundo en  1975 tuvo como resultado que sólo disminuyó el número de sus creyentes en  menos de un 2%.   La Watchtower argumentó con ciertas explicaciones astutas concerniente a sus cambios de fecha. Hoy día, la Watchtower crece a una velocidad de aproximadamente un 5% por año en todo el mundo, con 3,7 millones de personas tocando las puertas de los hogares y con 9 millones de simpatizantes.
Hablando del fin de nuestros días, una frase que viene al caso:

Vive como si fuera el último día de tu vida, pero aprende como si fuese el primero.

Sígueme en twitter: @el_homosapiens

Psicología-Psychology blog

2 comments

  • Cuando nos ponemos a reflexionar y observamos lo que sucede en el mundo sentimos de una u otra forma que los tiempos apocalípticos están ya presentes, así vivimos hoy tiempos de guerra por cualquier asunto, cambios climáticos que provocan grandes calamidades, amén de los desastres naturales que cada vez que se presentan tal parece que lo hacen con mayor contundencia, y ni que decir de nuestros comportamientos individuales y sociales cotidianos donde se pone en evidencia que, cada vez estamos más lejos de nosotros mismos y de los demás con el consecuente deterioro de las relaciones humanas.

    Los Mayas sabían que todo esto iba a suceder y por ello nos dejaron un mensaje grabado en piedra que esta constituido por un elemento de alerta y otro de esperanza mismos que están contenidos en sus Siete Profecías, en el mensaje de alerta nos avisan de lo que va a pasar en éstos tiempos que vivimos, y en el de esperanza nos dicen de los cambios que debemos de realizar en nosotros mismos para impulsar a la humanidad hacia una nueva era, donde los valores mas altos empiecen florecer a través de la práctica cotidiana de de éstos por cada uno de nosotros, para llevar a la humanidad hacia el amanecer galáctico, en donde en la nueva era ya no habrá más caos ni destrucción. Las visiones de futuro, de nuestro presente están en las siete profecías que se basan en las conclusiones de sus estudios científicos y religiosos sobre el funcionamiento de universo.

    Esperemos que tomemos conciencia de esto, y cambiemos a tiempo.

    Saludos

  • Como dije en un tuit “todos pensamos en cambiar el mundo pero nadie piensa cambiarse a sí mismo”, de León Tostoi.
    Gracias por tu aportación.

Deja tu comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies