Premiar y castigar a los hijos

HIJOS

Premiar y castigar a los hijos

Hasta que no tienes un hijo no te das cuenta de lo difícil que es su educación, …y de la paciencia que hay que tener. Actualmente se sabe que la clave de la educación actual está en la motivación y no en el aprendizaje mediante condicionamientos (castigos, regañinas e incluso los “típicos” coscorrones o cogotazos). Motivándolo, el niño podrá elaborar procesos cognitivos que le ayudarán a asimilar mejor su aprendizaje, tanto en el colegio como en casa. Aún así, en algunas situaciones hay que castigar, pero sin que constituya el eje principal de la educación ya que podría provocar efectos negativos como pérdida de confianza en los educadores del niño o dañar su autoestima.
Como dijo el escritor Jean J. Barthélemy (1716-1795) “a las plantas las endereza el cultivo y a los hombres la educación”
En la web www.familiasenred.es, de la Consejería de Educación de la Comunidad Canaria, han preparado la siguiente infografía sobre cómo premiar y castigar a los hijos.

Sigue el blog en Twitter @el_homosapiens o en Facebook homo sapiens

                                                           

Psicología-Psychology blog

Deja tu comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies