La ansiedad.

TRASTORNOS

La ansiedad.

La ansiedad está presente en muchos de los trastornos psicológicos y psicosomáticos (aquellos procesos psíquicos que tiene influencia en lo somático u orgánico), y es el problema mental más frecuente. A diferencia del miedo, que se asocia a algún tipo de estímulo externo amenazante y perfectamente identificable, la ansiedad se puede definir como una reacción emocional que comprende un conjunto de respuestas tanto congitivas: experiencias de pánico, alarma, inquietud, preocupación, aprensión, obsesiones y pensamientos intrusivos, como fisiológicas-somáticas: incremento de la actividad del sistema nervioso autónomo en foma de temblores, incremento de la tensión muscular, agitación, respiración, vómitos palpitaciones,… y conductuales: cambios en los movimientos, expresiones faciales, posturas, así como las respuestas de evitación y escape de la situación que produce la ansiedad. Este sistema de respuestas pueden no ir juntas, a cada persona la afecta de una forma, es decir, existen distintos patrones de respuestas.

La ansiedad, que muchas veces es adaptativa, ya que permite estar alerta, sensible a la situación y aporta un nivel de motivación óptimo de afrontamiento, cuando se da con frecuencia y durante períodos prolongados sin que exista un peligro objetivo se vuelve desadaptativa y puede ser muy incapacitante. Un trastorno de ansiedad se da cuando hay síntomas de ansiedad, y estos son irracionales y excesivamente intensos, persistentes, perturbadorres para la persona.
La última vesión del Sistema de clasificacion de los trastornos mentales, DSM-IV-TR, establece los siguientes tipos de trastornos de ansiedad:
-Trastorno de pánico.
-Agorafobia.
-Fobia específica.
-Fobia social.
-Trastorno obsesivo-compulsivo.
-Trastorno de estrés postraumático.
-Trastorno de estrés agudo.
-Trastorno de ansiedad generalizada.
-Trastorno de ansiedad por condición médica general.
-Trastorno de ansiedad inducido por sustancias.
-Trastorno de ansiedad no especificado.
-Trastorno de ansiedad de separación.
  Entre estos trastornos existe una gran comorbilidad (se presentan síntomas solapados de varios de ellos), y sólo un 38% de todos los casos de ansiedad recibe el diagnóstico de un único trastorno de ansiedad. Es la fobia específica (fobia a algo en concreto, un animal, una situación,…) la que más se presenta como trastorno secundario, y como diagnóstico principal la que menos diagnósticos secundarios tiene.
  En relación con la depresión, ambas presentan una comorbilidad alta, hasta el punto de que coexisten síntomas de ansiedad y depresión y resulta muy difícil establecer un diagnóstico principal de una u otra. Así, es característico de la ansiedad el miedo, el pánico, el nerviosismo, la  evitación, inestabilidad, la alta activación simpática, hipervigilancia, lapercepción de amenaza y peligro. Es característico de la depresión la tristeza, la anhedonia (incapacidad de obtener placer con situaciones, objetos o personas), la apatía, las tendencias suicidas, la baja activación simpática, la pérdida de apetito, la inhibición psicomotora, los sentimientos de inutilidad y la percepción de pérdida. Y son comunes a las dos la irritabilidad, la preocupación, la baja concentración, el insomnio, la fatiga, la agitación psicomotora, el llanto, los sentimientos de inferioridad, la culpa y la baja autoestima.
Sigue el blog en Twitter @el_homosapiens o en Facebook psicoblog

Deja tu comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies