La tarea de selección de Wason, errores en el razonamiento.

PENSAMIENTO
tarea de wason

La tarea de selección de Wason, errores en el razonamiento.

tarea selección de WasonRazonar es pensar ordenadamente en algo con el objetivo de llegar a una conclusión. De un planteamiento inicial, las premisas, llegamos a la conclusión. Hay dos tipos de razonamientos: el deductivo, en el que toda la información inicial nos vale y es suficiente para llegar a la conclusión final, como por ejemplo a partir de la frase: si voy a tu casa esta noche, comeremos juntos. Voy a tu casa esta noche… por lo tanto, comeremos juntos. Y el razonamiento inductivo, en el que a partir de una información concreta podemos obtener otra nueva, pero en términos de probabilidad, no absolutos, como en la deducción.

Una de los experimentos clásicos sobre el razonamiento condicional (deductivo) es la tarea de selección de Wason, de 1966, en la que se presentan a los participantes cuatro tarjetas sobre una mesa, escritas en ellas, por un lado, un número, y por otro, una letra. Puestas las tarjetas sobre la mesa de forma que sólo podemos ver un lado de ellas se les dice que si hay una letra, en este caso una E, entonces hay un número par, en este caso un 4, por el otro lado. Las cuatros tarjetas quedarían como las de la foto. Se les pregunta a los participantes que dos tarjetas hay que levantar para comprobar que se  cumple el enunciado.

En una gran mayoría, contrariamente a lo que se pueda pensar, sólo un 10% aciertan las dos tarjetas que hay que levantar, cuando se trabaja con contenido abstracto como números y letras:

E     D     4       7

La mayoría de la gente levanta la tarjeta E, para ver si hay debajo un 4, y la tarjeta 4, para comprobar que hay una E, pero la solución es la E y la 7, vamos a verlo detenidamente:

hay que levantar la tarjeta con la E porque así se comprobaría que hay un 4, en caso contrario, no es correcto el enunciado.

No hay que levantar la tarjeta con la D, porque si tiene un 4 como si no lo tiene, no puede hacer falso el enunciado, si es un cuatro no se falsea (el hecho de que sea un 4 no quiere decir que tenga una E detrás, al contrario sí) y si no es un 4 tampoco falsea o verifica el condicional.

No hay que levantar la tarjeta con el 4 ya que si tiene una E lo verifica, pero ya lo hemos hecho con la primera tarjeta, y si no tiene una E, estamos como en el caso anterior.

hay que levantar la tarjeta con el 7 puesto que si tiene una E por la otra cara, sí falsearía el enunciado incial.

Por lo tanto las dos tarjetas que hay que levantar son la primera y la última.

Este error de razonamiento se puede explicar por el sesgo de emparejamiento, por el que las personas seleccionan sólo las tarjetas que confirman el enunciado, sin pensar en aquellos que no hacen falso.

En un trabajo de Asensio, Martín-Cordero, García-Madruga y Recio de 1990 pusieron a prueba todo esto con un ejemplo menos abstracto que letras y números. propusieron el siguiente enunciado:

Si una persona conduce un automóvil entonces debe tener más de 18 años.

Automóvil (E)        bicicleta (no E)          persona mayor de 18 años (4)           persona menor de 18 años (7)

Con este enunciado, que equivale al anterior, donde ser persona que conduce un automóvil equivale a una E y tener más de 18 años equivale a un 4, los investigadores obtuvieron una conclusión un poco sorprendente, con relación al resultado anterior: 90% de resultado correcto.

Las conclusiones que sacaron fueron que cuando se razona se cometen errores porque nos fijamos en rasgos superficiales (levantar las tarjetas que confirman nuestro enunciado), en lugar de hacerlo con las que lo hacen falso y que el contexto y el contenido afectan porque lo que importa en la comprensión del texto más que la sintaxis, facilitando la resolución (hay otras ocasiones que dificultan, pero esto lo dejo para otro post).

Foto de Jacob Botter

2 comments

  • “si hay una letra, en este caso una E, entonces hay un número par, en este caso un 4, por el otro lado”

    Es si hay una vocal.

    Gracias por el artículo, muy bien explicado.

  • Muy bueno, pero creo que el sesgo por el cual se seleccionan evidencias a favor del enunciado es el sesgo de verificación. El sesgo de emparejamiento es otra cosa.

Deja tu comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies