Entrenamiento en inoculación al estrés

TERAPIAS-AUTOAYUDA TRASTORNOS
estrasada

Entrenamiento en inoculación al estrés

estrasadaSegún la Organización Mundial de la Salud, el 25% de las personas que acuden a un médico de cabecera presentan síntomas de ansiedad, y sobre un 15% de la población desarrollará una patología relacionada con ella a lo largo de su vida. En el ámbito del trabajo se considera la epidemia laboral del futuro.

Cuando una persona percibe que las demandas de una determinada situación superan sus recursos para afrontarla se dice que tiene estrés. Eliot y Eisdorfer en 1982 establecieron cuatro categorías de estrés:
-Estresores agudos de tiempo limitado: se dan en un momento determinado y son de corta duración, como por ejemplo un examen médico puntual o un examen de una oposición.
-Secuencias de estrés, que son los acontecimientos vitales estresantes concretos iportantes  como por ejemplo pérdida de un ser querido, pérdida de empleo o problemas en la pareja
-Intermitencia crónica: provocada por la exposición repetida a situaciones estresantes.
-Estrés crónico continuado, que incluye el afrontamiento de enfermedades de larga duración o situaciones laborales que implican riesgos elevados permanentes como la profesión de policía.
La interacción entre estresores psicosociales y procesos cognitivo-afectivos tienen especial relevancia. Los acontecimientos estresantes pueden cambiar las creencias básicas fundamentales de una persona y hacer que piense que el mundo no es tan benevolente y justo como esperaba, que los acontecimientos no son predecibles y que la vida puede no tener sentido, por ejemplo.
El entrenamiento en inoculación de estrés pretende inmunizar psicológicamente al individuo contra situaciones estresantes de baja intensidad, para incrementar las estrategias de afrontamiento o coping. Se fija en la preparación y asimilación de los acontecimientos estresantes, ya que la sorpresa y la falta de preparación dificultan los esfuerzos de afrontamiento y facilitan el desajuste emocional. Revisa y modifica las estructuras cognitivas como las creencias, modifica conductas desadaptativas y promueve una actividad autorreguladora adecuada en relación a reducir las imágenes y emociones perturbadoras, la intensidad de auto-verbalizaciones, etc.
En una primera fase educativa se identifica el problema, se le ayuda a entender la naturaleza y sus efectos y se definen los objetivos terapéuticos. Posteriormente se enseña a analizar y describir cada uno de los problemas de forma independiente, en lugar de hacerlo de una manera global, determinando aquellas habilidades o fallo en el desempeño por conductas, emociones o pensamientos desadaptativos. Reconocer las situaciones o estresores que no pueden cambiarse, distinguirlos de los que sí para ajustar los recursos y estrategias disponibles. También es necesario desmontar las creencias erróneas tales como que se deben experimentar siempre las mismas reacciones ante acontecimientos similares, que los síntomas de estrés son signos de anormalidad o de la existencia de una psicopatología y que no se debería experimentar estrés mucho tiempo después de que haya ocurrido el suceso estresor.

Después se aprenderá a abordar las situaciones específicas que generan estrés con el aprendizaje de estrategias de afrontamiento, bien sean cognitivas, como las estrategias de solución de problemas, el entrenamiento del autorrefuerzo y la reestructuración cognitiva; de control de la actividad emocional, como técnicas de relajación profunda para controlar los síntomas fisiológicos y la tensión emocional; estrategias conductuales, como en los casos de evitación de las fobias; habilidades de afrontamiento paliativo, que son aquellas estrategias que ayudan a disminuir el malestar producido por una situación cuyo grado de aversividad o amenaza es sostenida, como una enfermedad incurable o un dolor crónico.

Todas estas estrategias se pondrán después en práctica en situaciones reales y una vez conseguidas hay que llevar a cabo un mantenimiento y generalización, gradualmente, distanciando las sesiones, implicando a otras personas cercanas y entrenándolas con otras personas para afianzar las habilidades de coping (afrontamiento) entrenadas. Ponerse en manos de un psicólogo y realizar este tipo de entrenamiento nos puede venir muy bien. Foto de Evil Erin

3 comments

  • Hola …quisiera saber si me podrian ayudar con informacion de libros sobre inoculacion del estres para disminucion de ansiedad ….para trabajo de tesis gracias….muy bueno el articulo por eso me interesa si existe bibliografia sobre el tema

  • Ishah Zurisadai Hernández Perez

    Responder

    Me podrían facilitar las dinámicas o técnicas para reducir el estrés.

    • Póngase en contacto conmigo por email (hola@ipsicologo.com) y le explico

Deja tu comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies