¿Bioneuroqué…? Descubriendo el timo de la biodescodificación.

ESTRÉS TERAPIAS-AUTOAYUDA TIMOS
14367095953_fdba63c47d_k

¿Bioneuroqué…? Descubriendo el timo de la biodescodificación.

Hay una terapia nueva de la que estoy teniendo noticias por muchas fuentes que se llama bioneuroemoción, también llamada biodescodificación: un amigo que me comenta que un amigo suyo psicólogo, desde que hace bioneuroemoción, tiene llena la consulta, vídeos que me llegan a los grupos de Whatsapp con charlas “superpositivas” que lo mismo valen para una depresión que para aplicarla a una crisis de pareja, o desde amiguetes con el título de Coach que me lo comentan. Bien sea en formato charla subida a Youtube o por consulta, (y no es nada barata), parece que muchos psicólogos y terapeutas espirituales se están dedicando a esta disciplina y algunos se están realmente forrando. He indagado por la red para averiguar de qué va esta terapia o tendencia en psicología, cuales son sus fundamentos, sus inconvenientes, y su fiabilidad como terapia o como tratamiento en el bienestar de las personas. Para empezar, no aparece en Wikipedia, aún nadie se ha atrevido a escribir sobre ella, ni si quiera su fundador.

Según la web psicobiodescodificación.blogspot.com “la biodescodificación es el arte de acompañar a la persona a encontrar la emoción oculta, esencial (el resentir) asociada al síntoma que hay (la enfermedad) para descodificarla y así favorecer la curación mediante la liberación de la emoción que hay en el inconsciente y trascender dicha emoción transformándola. Enric Corbera”.

Por lo que he entendido en las páginas que hablan y promocionan la bioneuroemoción, los seres humanos sufren conflictos que producen estrés. Esta emoción se guarda en el inconsciente biológico (¿?) y se transmite en el ADN de una generación a otra.

Para superar este estrés, tenemos a la enfermedad (¿?), sí, la enfermedad, que es “programa biológico de supervivencia para suprimir el estrés fruto de los conflictos que afectan a todo ser vivo. Entonces una enfermedad aparece como consecuencia de nuestra forma de pensar y actuar en la vida (pero no por la forma de actuar en el sentido, por ejemplo, de llevar una vida sedentaria y sufrir una determinada enfermedad, o fumar y padecer cancer, según los bioneuroemocionales). Para curar una enfermedad hay que llegar al inconsciente de la persona, que aunque no consciente, sí influye en ella, y tomar conciencia de lo que sentimos y pensamos. En esta otra página lo explica: Biomanantial:

“Uno de los principios fundamentales del método de biodescodificación es que el terapeuta acompañe a la persona enferma para que esta pueda hablar y expresar emociones y sentimientos ocultos, al tiempo que hace consciente aquello de lo que justamente no quiere hablar.  Las soluciones a los problemas de salud se hallan en aquello que el paciente no puede enfrentar o que ha pasado como algo desapercibido o poco importante.”

Haciendo una búsqueda por los estudios científicos publicados sobre el origen de la bioneuroemoción, no se encuentra prácticamente nada, parece ser que su creador es el médico alemán Ryke Geerd Hamer y el antes mencionado Enric Corbera, como máximo exponente en los países hispanohablantes. Este tiene un instituto propio, el Instituto Enric Corbera, donde se presenta la bioneuroemoción como “un método de consulta humanista que estudia el impacto de las emociones en nuestro cuerpo y el funcionamiento de nuestro inconsciente. Dicho método sostiene una visión holística e integral de nuestro entorno, en el que todo está interconectado” Su objetivo es, nada más y nada menos que ” el tratamiento global de la enfermedad”, pero sin ser una terapia o tratamiento.

En otro trabajo se dice que “estudia las relaciones entre las emociones inconscientes provocadas por situaciones vivenciadas como impactantes para el individuo, su expresión y localización a nivel del sistema nervioso y las modificaciones que estas provocan en su biología, manifestadas a través de un síntoma, un malestar o un desajuste orgánico, mental o conductual. Para su aplicación reviste gran importancia el árbol genealógico aplicando el transgeneracional, de esta forma el paciente llega a la emoción oculta, hace el resentir y corta con sus ancestros logrando la sanación (tu enfermedad se puede deber a que tu tatarabuelo sufría estrés, por ejemplo, y cuando te enteres de esto, entonces, te curas).

Ya no hablamos de psicologías, tratamientos alternativos o pseudopsicologías, sino de pseudomedicinas, ya que se atreven a curar enfermedades físicas, a través de principios o adaptación de principios más o menos psicológicos.

En este artículo del Doctor en Química José Miguel Mulet Salort, menciona a la bioneuroemoción, y el tema más delicado de todo esto: El Dr. Ryke Geerd Hamer y su teoría sobre el cáncer no se basa en la experimentación ni en la observación, sino en sus propias elucubraciones y experiencias. Hamer perdió un hijo y al poco tiempo él y su esposa fueron diagnosticados de cáncer. Los dos se sometioreon a la terapia convencional. Él la superó, pero su espona no. A partir de ahí elucubró que el cáncer era el resultado de un conflicto emocional no resuelto, que lo que hay que hacer no es tratar el cáncer, sino entenderlo. Ya que el dolor es síntoma de curación, según ellos, se eliminan los analgésicos, por lo que la consecuencia de esta terapia es una muerte lenta y dolorosa. Hamer tiene orden de busca y captura en diferentes países. De estas creencias hay seguidores como la bioneuroemoción, la cual tiene el agravante de que cuando el paciente no supera una enfermedad, le culpabilizan por no haber sido capaz de superar el conflicto, es decir “si te curo mérito mío, si te mueres, culpa tuya”. Este es el enlace al artículo (donde también se habla de la homeopatía, de la que buscaré información otro día).

Que las emociones, los pensamientos y las actitudes positivas o negativas influyen en la salud física de las personas, es un hecho probado, pero pensar que una enfermedad no mental es el resultado de una emoción de un antepasado nuestro y que sacando esta de la insconciencia a la conciencia puede hacer desaparecer la dolencia, es otrar cosa, que ni está demostrada, ni tiene pinta de que sea mínimamente beneficiosa para las personas.

Si quereis leer más sobre el tema, en estos enlaces hay cosas muy interesantes:

La ciencia y sus demonios.

Jotdown.es: Alzheimer y Bioneuroemocióin, “el alzhéimer es debido al «deseo de abandonar el planeta» y a la «incapacidad de enfrentar la vida tal como es». Increíble.

Naukas. Alerta magufo: De la bioneurodescodificación, corazones pensantes y otras hierbas.

Gabriel Solano, psicólogo.

 

 

 

 

2 comments

  • Creo que seria mas apropriado que antes de juzgar una metodologia como ineficiente tenderias que buscar mas informacion … yo conosco mucha gente que se beneficiou com esa terapia … se no fuera buena no tendria êxito…. e tu percepcion critica Es nada mas que una idea, como tantas por Ahi…

  • Gracias Gabriel por dar un poco de luz a este timo. He tenido una lucha dialéctica con algunos personajes de la web “biomanantial”. No les ha gustado que les llame estafadores (están sacándole la pasta a mi hermana) charlatanes, sinvergüenzas, desalmados y cretinos. Y creo que me he quedado corto.
    Un tal Daniel, que se autodenomina “Emocionólogo Diplomado” asegura, entre otras cosas, que puede curar el cáncer. Increíble.

Deja tu comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies