¿Vivimos más años si somos más felices?Un experimento con monjas.

PSICOLOGÍA POSITIVA Uncategorized
Felicidad

¿Vivimos más años si somos más felices?Un experimento con monjas.

Cuenta Martin Seligman, en su libro La auténtica felicidad, que se hizo un estudio sobre longevidad y felicidad en el que participaron 178 monjas, cuyo objetivo era investigar cuánto vivirán las personas y qué condiciones alargan o acortan la vida.

Hay regiones en las que, por estadística, la gente vive más, poniendo este psicólogo el ejemplo de la diferencia entre el estado de Nevada  (donde está Las Vegas) y Utah, dos estados de Estados Unidos que son vecinos, siendo más longevos los de la segunda región.

Podría ser (o podría influir) por el tipo de comida, por la existencia de más vehículos que contaminan el aire en Nevada, o por la vida más sobria en Utah, frente a la actividad de la primera. Aislar la causa de esta mayor longevidad es difícil, por eso, los investigadores eligieron como participantes del estudio a monjas, ya que tienen todas la misma alimentación, reciben la misma asistencia médica y realizan las mismas actividades. Además, no tienen enfermedades de transmisión sexual y pertenecen a la misma clase social y económica. Con todo esto se consigue aislar las factores que pudieran influir en la longevidad, para intentar averiguar cuál es el factor o factores que realmente lleva a vivir más años.

Los psicólogos encontraron que sí había diferencia entre ellas, algunas vivían casi 100 años, y otras no llegaban a los sesenta. Para encontrar la diferencia, analizaron los relatos de sus diarios con el resultado de que sí había un determinante que podría ser la respuesta a su estudio: La monja que más vivió empleó palabras como “muy feliz”, “anhelo” y “alegría” en muchas ocasiones, plasmó en su diario su emoción positiva, su ánimo eufórico. Sin embargo la otra monja no expresó nada de este tipo de emoción, sino todo lo contrario, un talante serio y de infelicidad. El 90% del grupo más alegre seguía vivo a los 85 años, frente a sólo el 34% del gupo menos alegre.

La conclusión a la que llegaron era que fue la cantidad de sentimiento positivo expresada en los diarios lo que determinaba la longevidad de las monjas.

Otros estudios analizaron las fotos de los anuarios de una universidad, diferenciando los alumnos que mostraban una sonrisa genuina ( la llamada sonrisa de Duchenne: comisura de los labios levantada y piel del controrno de los ojos arrugada) y los que la fuerzan (llamada sonrisa de Pan American, en honor a las azafatas de los anuncios de televisión de esa compañía aérea). Después de un seguimiento a las edades de los participantes de 27, 43 y 52 años, en el caso de las mujeres pudieron predecir cómo sería la vida de casada con el análisis de la sonrisa. Las que tenían una sonrisa de Duchenne, por término medio, tenían más probabilidades de casarse, mantener el matrimonio y tener mayor bienestar personal a lo largo de los años siguientes.

Tener expectativas positivas, fomentar las emociones positivas como la alegría y  la esperanza son beneficiosas, y lo mejor de todo es que la Psicología Positiva tiene las herramientas para desarrollarlas, se dedica a esto precisamente. Foto de Alexandre Delbos

Deja tu comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies