Botiquín de primeros auxilios psicológicos

COACHING PSICOLOGÍA POSITIVA TERAPIAS-AUTOAYUDA
botiquin

Botiquín de primeros auxilios psicológicos

Solemos tener preparado en casa un botiquín de emergencias para cualquier golpe o herida que suframos. En él ponemos un desinfectante, algodón, tiritas o algún medicamento antiinflamatorio. En el trabajo es obligatorio la existencia del botiquín de primeros auxilios.

Pero, ¿y los botiquines para primeros auxilios psicológicos? Estamos expuestos a imprevistos emocionales como una discusión con la pareja o con los hijos, con el compañero o el jefe en el trabajo, un contratiempo o un accidente de tráfico, etc. Nos enfrentamos algunas veces a emociones encontradas, contradicciones, incoherencias, angustias, desconcierto, falta de sinceridad, adversidad, tiranía, intolerancia, falta de respeto y opiniones opuestas, a los que hay que responder para salvaguardar nuestra salud mental y mantener la estabilidad emocional.

No estaría mal disponer de este tipo de botiquines, y lo bueno es que no ocupa lugar, ya que bastaría con apuntarlo en una hoja o incluso en un archivo digital en el teléfono móvil o tablet.

Este botiquín constaría de 4 partes:

Una parte sería la cuestión de la relajación, aprender alguna técnica de relajación es interesante, la podemos usar en cualquier sitio y momento:

-Inspirar profundamente, como si hincháramos un globo en nuestro abdomen. Podemos estar sentados o tumbados. Piensa mientras inspiras que el aire está entrando profundamente en todo tu cuerpo.

-Espirar, soltando todo el aire poco a poco, desinflando el globo que hemos hinchado.

-Imaginación, piensa en algo que te guste, en un color, o un lugar tranquilo, como por ejemplo esa playa a la que fuiste en tus últimas vacaciones. Imagínatela como si estuvieras allí. Repite esto varias veces.

Hay muchas técnicas de relajación, practica alguna de ellas y elige la que mejor te venga o la apropiada para cada momento (en casa puede ser tumbado y en el trabajo, sentado).

La segunda parte es la comunicación:

-Escuchar a otra persona con interés, como cuando lees un libro, para enriquecer tus conocimientos y aportar nuevas ideas. Mostrar empatía, aceptar sus ideas, intentar comprenderlas.

-Hablar, con afecto hacia el otro, para explicar nuestros motivos, de forma neutral.

-Comprender a la otra parte, ponerse en el punto de vista del otro, con una mente abierta, tanto al hablar como al escuchar.

La tercera parte del botiquín sería el de la gestión del enfado:

-Esperar, como el truco de contar hasta 10 antes de hacer algo. Ante la “des-esperación” hay que “esperar”. Casi todos los problemas tienen una solución, y seguramente más de una. La mejor situación para encontrar una solución es esperando.

-Comprendernos a nosotros mismos. Notar nuestras emociones negativas de culpa o ira.

-Perdonar, cuando comprendamos el problema y los motivos por los que se han producido, podemos perdonarnos y perdonar a los demás.

Y el cuarto, la autoeficacia.

-Soñando, identificamos lo que queremos en la vida. Pero hay que trabajar para conseguir los sueños, siendo realistas y concretando lo que queremos, no vale decirse “quiero ser feliz”, sino que hay que decirse “quiero hacer deporte tres veces a la semana para encontrarme mejor”.

-Observarse a sí mismo para comprender como nos sentimos, como se realiza la acción, y el entorno, la familia, o el trabajo, para obtener información, con la cual podremos valorara las cosas y priorizar los objetivos.

-Actuar con perseverancia. Concretando nuestros sueños y metas en acciones, siendo constantes y actuando con determinación.

Foto de Flickr

Deja tu comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies