Indicadores de una posible adicción a Internet

FAMILIA INTERNET-TIC TRASTORNOS
9297683799_0f072cc794_k

Indicadores de una posible adicción a Internet

Internet y los aparatos informáticos son, en principio, un recurso y no un fin. Pero para muchos se puede convertir en una obsesión o adicción cuando el deseo o el impulso por el consumo de la tecnología aumentan sin poder controlarlo. El atractivo de internet y de las tecnologías de la información y la comunicación, las TICs, está en la rápida respuesta, las recompensas inmediatas, la interactividad y la visibilidad social virtual, siendo su uso normal positivo.
Se tiene adicción a algo cuando hay una inclinación desmedida hacia alguna actividad, y no tiene por qué haber una sustancia química de por medio. La adicción crea dependencia, hay pérdida de control y limita la libertar del adicto. El mecanismo de la adicción es siempre el mismo: al principio la conducta adictiva se refuerza positivamente -se realiza la acción por placer- pero después se controla por reforzadores negativos -se realiza para evitar los efectos negativos que aparecen cuando no se realiza la actividad y para buscar el alivio al malestar emocional (ansiedad, aburrimiento, ira, nerviosismo).
SEÑALES DE ALARMA:
1.-Privarse de sueño, dormir menos de 5 horas al día para estar conectado a internet más tiempo.
2.-Descuidar otras actividades importantes, como la familia, amigos, estudios o el cuidado de la salud.
3.-Recibir quejas de alguien cercano en relación al uso excesivo de internet.
4.-Pensar en internet continuamente, incluso cuando no se está conectado, irritarse cuando la conexión falla o es lenta.
5.-Mentir sobre el tiempo real que se está conectado.
6.-Aislarse socialmente, mostrarse irritable y bajar el rendimiento en los estudios.
7.-Sentir euforia y activación anómalas cuando se está delante del ordenador.
Los jóvenes son un grupo de riesgo porque suelen buscar nuevas sensaciones, son más impulsivos y curiosos, están más familiarizados con las nuevas tecnologías (se les llama nativos digitales), son más vulnerables que los mayores. Para protegerlos los padres y educadores deben ayudarles a desarrollar habilidades de comunicación cara a cara,
1.- Limitando el uso de dispositivos pactando las horas de uso del ordenador, tablets y móviles y ubicando los dispositivos en lugares comunes de la casa.
2.-Fomentar la relación entre otras personas.
3.-Potenciar aficiones como la lectura, deporte, etc.
4.-Desarrollar actividades en grupo.
5.-Estimular la comunicación y el diálogo en la propia familia.

Fuente: Revista Adicciones: “Adicción a las nuevas tecnologías y a las redes sociales en jóvenes”. Sociedad Científica Española de Estudios sobre Alcohol, el Alcoholismo y las otras Toxicomanías.

Deja tu comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies