Efecto halo: la primer impresión es la que cuenta

Únete a 5.588 seguidores más

Suscríbete a las novedades por correo electrónico. Lee sin publicidad. Accede a todo el contenido de calidad suscribiéndote por sólo 6€/año.

El efecto halo es un sesgo o prejuicio cognitivo que consiste en la influencia de la percepción de una cualidad de una persona en la percepción de las demás cualidades. El psicólogo Edward L. Thorndike en 1920 dio cuenta de este efecto en sus investigaciones afirmando que se suelen tener opiniones globales, bien sean positivas o negativas, de los demás, en lugar de realizar análisis variados de las personas. También Harold Kelly, con el desarrollo de la teoría de la personalidad implícita, indicó que las primeras características percibidas de una persona influyen en la interpretación de las posteriores evaluaciones de esa persona. Esto pudiera ser porque la falta de habilidad para separar aquellos atributos con fuerte carga emocional hace que optemos por simplificar y generalizar la visión que tenemos de las personas.

Así, una persona obediente se percibirá también como válida y eficiente. En los famosos, por ejemplo, su imagen atractiva y simpática hace que se asumamos que también son inteligentes o amables, por eso son tan «utilizados» en publicidad.

En el ámbito de la educación hay estudios que han llegado a la conclusión de que la presentación y la letra de un exámen influyen en la nota del mismo. En el ámbito laboral se tiene en cuenta en las entrevistas de trabajo, ya que si el entrevistador percibe una característica inicial positiva, esta puede sesgar su criterio en las posteriores, de ahí la importancia de la primera impresión; en algunos países está prohibido poner características personales en los curriculums para evitar este efecto en los seleccionadores de personal. También son conocidos los estudios que señalan que las personas con mejor aspecto físico acceden a mejores trabajos.

En resumen, este efecto bien podría equivaler al dicho: «la primera impresión es lo que cuenta», que tantas veces hemos mencionado y que tan buenos resultados da.

Foto

Sigue el blog en Facebook

Psicología-Psychology blog

2 respuestas a “Efecto halo: la primer impresión es la que cuenta”

  1. […] Lee un poco más sobre las primeras impresiones en este artículo relacionado: La primera impresión es la que cuenta: el efecto halo […]

    Me gusta

  2. Solo hace falta tener contacto con una persona por 10 segundos para formarnos una idea general sobre ella

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Alimentación Bienestar Cursos y guías Deporte Depresión Educación e hijos Estrés y ansiedad Experimentos Familia Internet y redes sociales Libros Libros de psicología Memoria Mindfulness Otras lecturas Pareja Psicologia cognitiva Psicología Psicología de la emoción Psicología positiva Psicología Social Sin categoría Terapias Terapias Tercera Generación Trabajo Trastornos mentales

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

A %d blogueros les gusta esto: