BUDAPEST: ZAPATOS, ÁRBOLES Y DUENDES

Únete a 5.585 seguidores más

Suscríbete a las novedades por correo electrónico. Lee sin publicidad. Accede a todo el contenido de calidad suscribiéndote por sólo 6€/año.

 

budapest ipsicologo.comBudapest huele a seriedad, a carácter magyar, huele a paprika y sobre todo aun huele a la antigua URRSS.

País sometido una y otra vez , conquistado por diferentes pueblos, dolido con la historia pero que se levanta orgulloso mirando el futuro; que renace a través de los siglos reinventándose  para no morir. Ciudad fundida, devastada y destruida por ejércitos, acrisolada en el temor de la perdida; quizá de ahí el gesto adusto de sus habitantes.

Calles llenas de contrastes en la que conviven  palacios en los que paseo Sisi y edificios-bunker en los que los soviéticos ejercían el control sobre el pueblo. En Budapest, dos recuerdos al pasado, tan hermosos en sus formas como dolorosos en su fondo:

Zapatos en la orilla del rio madre, del Danubio, del Duna en húngaro.

De mujeres, hombres y niños….. nuevos, usados, elegantes, vulgares; infinitos en su forma como casi infinita es su lista de judios exterminados. 565.000 judíos fueron asesinados en territorios controlados por Hungría durante la guerra.

Los judíos eran conducidos a esa orilla y después de obligarles a quitarse los zapatos eran atados por parejas; para ahorrar balas, a uno ellos se le ejecutaba allí mismo de un tiro y se lanzaba a los dos al Danubio lo que aseguraba la muerte del segundo.

Nombres grabados en plata en cada hoja del Árbol de la Vida dentro de la sinagoga de la ciudad y cada nombre tenia un rostro y una vida y una familia. Y ya no están. Un sauce que llora la pérdida y que no olvida.

En Budapest un guiño también a la fantasía, aunque en realidad es “La Princesita de Budapest” todo el mundo conoce la escultura como “El Duende de Budapest”….. y al fondo la vista impresionante de Buda.

Quizá, después de lo que duele la historia, ser una niña inocente disfrazada de duende nos alivie del horror de lo que en un periodo fue parte del genero humano.

DSC_0472

Angélica Bolívar Parra, autora del blog de viajes Una Mujer de Viaje

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Alimentación Bienestar Cursos y guías Deporte Depresión Educación e hijos Estrés y ansiedad Experimentos Familia Internet y redes sociales Libros Libros de psicología Memoria Mindfulness Otras lecturas Pareja Psicologia cognitiva Psicología Psicología de la emoción Psicología positiva Psicología Social Sin categoría Terapias Terapias Tercera Generación Trabajo Trastornos mentales

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

A %d blogueros les gusta esto: